Choose life

“Choose life. Choose a job. Choose a career. Choose a family. Choose a fucking big television. Choose washing machines, cars, compact disc players and electrical tin openers. Choose good health, low cholesterol and dental insurance. Choose fixed-interest mortgage repayments. Choose a starter home. Choose your friends. Choose leisure wear and matching luggage. Choose a three piece suit on hire purchase in a range of fucking fabrics. Choose DIY and wondering who you are on a Sunday morning. Choose sitting on that couch watching mind-numbing, spirit-crushing game shows, stuffing junk food into your mouth. Choose rotting away at the end of it all, pishing you last in a miserable home, nothing more than an embarrassment to the selfish, fucked-up brats you have spawned to replace yourself. Choose your future. Choose life… But why would I want to do a thing like that?”.

Este es el discurso de Renton, protagonista de Trainspotting, cuando se da cuenta que no quiere desperdiciar su vida pero tampoco quiere ser parte del status quo. Así como él, otros personajes también decidieron seguir su propio sendero porque en algún momento se dieron cuenta que la vida era un regalo valioso y merecía ser vivida.

Benjamin Button se percata que nunca es demasiado tarde para vivir y emprende un viaje que le abre las puertas a nuevas experiencias. Daniel Alejandro Delfín (personaje creado por Sergio Bambarén) escoge seguir sus sueños y oír a su corazón, aunque esto le cueste alejarse de su familia y enfrentarse a sus propios miedos. Virginia Woolf (en Las horas) afirma que la capacidad de elegir define la humanidad y opta por el suicidio cuando siente que le han arrebatado su vida. Y dice al final de la película, a manera de consejo: Mirar siempre la vida de frente y conocerla por lo que es. Amarla por lo que es y después ponerla en sus sitio”.

Estos personajes excepcionales y soñadores, creativos o desangelados me recuerdan el valor de la libertad, la curiosidad y la valentía para buscar el propio camino. Porque todos ellos tomaron conciencia en un mundo que se presentaba adverso, emprendieron un proceso de liberación y experimentaron el amor y la alegría.

Ellos me recuerdan que debo emprender mi propia revolución del progreso.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s