Archivo mensual: diciembre 2009

Join the dots

Join the dots: B-sides & Rarities es una caja con cuatro cds de The Cure que recopila canciones poco comunes del grupo (muchas de ellas mejores que sus éxitos). Además de estas joyas (grabadas entre los años 1978 y 2001) la caja incluye fotos de la banda y anotaciones sobre las 70 canciones incluidas.

Join the dots: B-sides & Rarities es el soundtrack perfecto para unir los puntos de mi vida. Este es un buen momento para darme a mí misma este regalo.

Imaginada

Fernando de Szyszlo afirmó en una entrevista que “la experiencia humana por excelencia es el amor”. Hace un año, un día como hoy, descubrí una canción que representaba fielmente el amor que sentía por Bijoux. Escuché por primera vez Imaginada (interpretada por Silvio Rodríguez y la Orquesta Van Van) a mitad de una clase de spinning en un gimnasio A-1 al que fui con pase de invitada.

Recuerdo el pedaleo, haberme bañado con agua muy caliente, un delicioso desayuno que incluyó una taza de chocolate y recuerdo también la clase de yoga donde oí por primera vez hablar del chakra del corazón (aquel que yo tenía activado). En la noche, Bijoux llamó para agradecerme por el panetón que le obsequié: “Me encanta. Me lo voy comiendo de a poquitos… cuando tengo hambre”.

Amar hace que valga la pena vivir y esta canción es para mí un himno al amor, la alegría y los buenos presagios. Como comentó alguien en Youtube, Imaginada es “¡¡¡la pura buena vibra, el puro buen son, la pura felicidad, el puro amor!!!”.

 

Jóvenes y desempleo

Posiblemente, una de las claves para que los jóvenes universitarios eviten el desempleo es empezar a “planificar” la carrera antes de egresar. Evaluar, mientras estudian, qué oportunidades labores existen y qué proyectos emprender puede ser muy positivo. Y para esta planificación es muy útil hacer un FODA que ayude a identificar las habilidades y competencias que se tienen.

Periodistas de CNN afirman que los jóvenes que buscan empleo en un contexto signado por la crisis económica pueden aprovechar el hecho de pertenecer a una generación integrada a las nuevas tecnologías y redes sociales, debido a que muchas veces las empresas buscan personal con estas características; asimismo la juventud debe comunicar apertura al cambio e interés por adquirir nuevas destrezas.

Cuando a pesar de postular a distintas ofertas, inscribirse en bolsas de trabajo y buscar contactos profesionales no se logran resultados, es usual que los jóvenes talentos vean afectada su autoestima. Fijarse metas a corto plazo, cultivar un pasatiempo (el cual podría conducir a una alternativa de negocio), realizar actividades gratificantes y hacer voluntariado (www.untechoparamipais.org.pe  y www.tiempodedartiempo.pe  son algunas alternativas) pueden reforzar la propia seguridad  y estima. 

Como indicó la OIT: “Un joven sin acceso a oportunidades laborales dignas y que se desalienta o queda enquistado en una situación precaria tiene comprometido su futuro”. Por eso es tan importante que el Estado y las empresas privadas brinden apoyo y más acceso al trabajo a los jóvenes que configuran día a día la sociedad del futuro.

Mujeres de la generación sándwich

Las he visto correr llevando a sus madres (o suegras) al médico, ayudando a sus hijos con las tareas (o recogiéndolos de una fiesta), escogiendo un regalo para la reunión de intercambio, trabajando en la oficina hasta muy tarde y descubriendo que sus canas aparecen cada vez más rápido. Ellas son las mujeres de la generación sándwich, damas de mediana edad (¿después de los 35 y antes de los 55?) que se hacen cargo de dos generaciones: sus padres y sus hijos.

A estas dedicadas mujeres se les inculcó que era su deber cuidar a todo el que lo necesitara: al niño, anciano, enfermo o desprotegido. Algunas de ellas renunciaron a sus proyectos personales pensando que si se dedicaban a los suyos contarían con afecto incondicional… mientras otras se hicieron responsables porque no había quién más lo hiciera. Sus vidas serían distintas si las políticas públicas ampararan al adulto mayor y si los jóvenes tuvieran mayores oportunidades labores que facilitaran su independencia.

Por si fuera poco, las mujeres de la generación sándwich enfrentan altos niveles de estrés por todo el trabajo que realizan y ya empiezan a notar el proceso natural de envejecimiento, lo cual les causa cierta frustración porque no tienen las energías que hasta hace poco tenían.

Si es una de ellas: ¿ya se hizo un chequeo médico?, ¿ha pensado en retomar alguno de sus sueños? La vida es ahora.

Missing (una investigación)

Alberto Fuguet estuvo el viernes pasado en la 30ª Feria del Libro Ricardo Palma presentando Missing (una investigación). Esta novela de no ficción relata la historia de su tío Carlos que un día desapareció sin dejar rastro luego que su padre le dijera por teléfono: “No existes para mí. Solo me has traído problemas, no queremos verte nunca más. No me interesa que seas hijo mío”.

Tres décadas después, el sobrino de Carlos se plantea buscarlo a pesar que su familia se resiste a enfrentar antiguos fantasmas. Pero la obsesión de Fuguet por su tío perdido pudo más. El libro partió como una crónica publicada en Etiqueta Negra y se transformó en una obra que habla de temas tan diversos como la relación padre-hijo, la migración a EE. UU., el sueño americano, la búsqueda de identidad, la libertad, entre otros.

En la presentación de Missing (una investigación), el escritor chileno afirmó que para emigrar hay que ser muy fuerte y que Carlos no lo era. Según la opinión de Fuguet el migrante que triunfa es aquel que escapa de algo y que odia su lugar de origen. Su tío no quiso emigrar y se convirtió en un tipo escindido que cumplió, tal como afirma Renato Cisneros, el sueño americano a la inversa: EE. UU. lo destruyó y se llevó lo mejor de él.

Fuguet ha manifestado a los medios de comunicación que con este libro cierra una etapa en su carrera de narrador. Missing (una investigación) habla de perderse  (algo difícil de hacer ahora que las nuevas tecnologías y la globalización dificultan “desenchufarse”). Pero ¿por qué Fuguet escribió este libro? Porque sentía una conexión con Carlos y quería contar la historia poderosa de alguien que no tenía los recursos para hacerlo. Y en especial, como manifestó, para “poblar el imaginario de gente que me cae bien”.

Ahora Carlos Patricio Fuguet García tiene una historia. Todavía no la he leído pero tengo la intuición que se convertirá en una de mis obras fuguetianas favoritas, junto a Por favor, rebobinar, Apuntes autistas y Mi cuerpo es una celda.

Reseñas sobre Missing: 

http://www.albertofuguet.cl/wordpress/?p=2185 (Luis Hernán Castañeda)

http://www.albertofuguet.cl/wordpress/?p=2592 (Mario Vargas Llosa)