Casa

Mi primera idea de una casa debe haberse inspirado en las imágenes de un libro de Plaza Sésamo. Ahí estaban las indicaciones para construir una casa de cartón, amoblarla y decorarla. Las mesas se hacían con tapas de mermelada y un carrete de hilo, las camas eran cajitas de fósforo.

Tendría unos seis años cuando participé con ilusión (aunque sin éxito) en el sorteo de la casa de ensueño de la Barbie. Era una casa preciosa, rosada, con todo lo que Barbie y Ken pudieran necesitar.

Ahora, más que nunca, tengo ganas de habitar mi propia casa. Sé que el camino para lograrlo no será fácil, pero vale la pena intentarlo.

Gustavo Cerati canta:

“Quiero una casa,
quiero un hangar
y una torre de lanzamiento.
Hoy nuestra aldea
es todo este mundo
y no es un mero pretexto”.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s