Matrioshkas

“Solo una mujer puede convertir, con su mera presencia, un segundo cualquiera en una promesa”

(Ya sólo habla de amor, Ray Loriga)

Las matrioshkas tradicionales están hechas de madera, pintadas al óleo y huecas por dentro (para albergar a una nueva muñeca, y esta a otra, y así sucesivamente). Aparecieron por primera vez a fines del siglo XIX en una época de florecimiento artístico en Rusia, y desde entonces se asocian a la cultura rusa.

Tengo una matrioshka vestida de celeste y no pareciera llevar dentro otras más pequeñas. Algunos afirman que la tradicional muñeca rusa rinde tributo a la maternidad; pero creo que en realidad es una metáfora del enigma que puede constituir una mujer, por los secretos que alberga, porque para conocer sus pensamientos (y a veces sus sentimientos) deben pelarse cuidadosamente varias capas de cebolla.

Solo he visto a las pequeñas matrioshkas (de mi matrioshka vestida de celeste) una vez.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s