El muki

En la mitología andina, el muki es el duende que custodia a los mineros de la sierra central peruana, y ejemplifica las relaciones de reciprocidad porque premia o castiga a los mineros según su dedicación al trabajo. Es habitual que los mineros de la sierra realicen ritos de pago al muki (los cuales suelen incluir alcohol y hojas de coca).

Su nombre deriva de murik que en quechua significa “el que asfixia” en alusión al silicio, que es un gas letal.

El muki es primo del leprechaun (que vestido de verde vigila los tesoros de las minas en Irlanda) e integra esa cofradía de personajes fantásticos que se caracterizan por habitar lugares determinados como bosques, minas, caminos, e incluso casas como en es el caso de Domovoi).

El encanto del muki contrasta con su carácter trágico porque puede llegar a quitar la vida al minero que incumpla un pacto con él. En el libro de Carmen Salazar-Soler Supay Muqui, dios del socavón. Vida y mentalidades mineras puede leerse: “Esta divinidad es considerada como el guardián y dueño del minera, que aparece a los mineros para pedirles ofrendas a cambio de riquezas minerales y dejarlos trabajar en paz (…) El muqui es un ser de forma humana, del tamaño de un niño de diez años, siempre vestido de minero salvo toda su vestimenta e instrumentos de trabajo son de oro (…)  Está dotado de un muy agudo sentido de la vista”.

La ilustración corresponde al acrílico Supay Muqui de Ivonne Lima.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s