Archivo de la categoría: Caja

Torta verde de arroz

Esta es una de mis recetas favoritas. Por más alejada que esté del mundo culinario, no hay año que pase sin prepararla. Es original, sana y deliciosa.

Ingredientes:

  • ¼ kg de arroz
  • 50 g de mantequilla
  • 1 cebolla mediana
  • Un diente de ajo picado
  • 800 g de espinaca
  • 4 huevos
  • 2 cdas. de aceite
  • 5 cdas. de queso añejo rallado
  • 1 l de caldo de verduras
  • 2 cdas. de pan molido
  • 3 cdtas. de sal
  • Pimienta al gusto

 Preparación:

Lavar cuidadosamente las espinacas, escurrirlas y picarlas. Calentar en una sartén el aceite y la mantequilla; freír a fuego regular la cebolla y el ajo hasta que tomen color. Unir las espinacas, ponerles sal y taparlas. Después de 10 minutos, agregar el arroz y la mitad del caldo de verduras y dejar cocinar por 20 minutos, agregando poco a poco el caldo hasta que el arroz esté cocido.

Dejar enfriar. Añadir los huevos batidos con sal y pimienta y tres cucharadas de queso. Mezclar y pasar a un molde enmatequillado y espolvoreado con una cucharada de pan molido. Espolvorear el resto del pan, mezclando con dos cucharadas de queso rallado sobre la superficie de la torta de arroz. Poner unos pedacitos de mantequilla encima y hornear 50 minutos a temperatura regular.

Anuncios

Mi pareja favorita

Robert Smith y Mary Poole se conocieron a los 14 años en una clase de teatro en el colegio y una vez que se dieron la oportunidad, nunca más se separaron. La primera vez que fueron al cine vieron La masacre de Texas (1974). Mary estudió Educación Especial pero dejó de ejercer su carrera cuando The Cure adquirió fama internacional. Durante la gira The Kissing Tour, Robert le propuso matrimonio. El 13 de agosto de 1988 se casaron en un monasterio benedictino de Sussex, donde no se permitió la entrada de fans ni reporteros para que ese día Mary (y no The Cure) fuera la protagonista. En una entrevista, Robert llamó a Mary (quien aparece brevemente en el videoclip de Just like heaven) su Cindy Crawford. Tíos de 25 sobrinos, decidieron nunca tener hijos. Viven felices al sur de Inglaterra en una casa con vista al mar.

Puente

Si alguien puede imaginar la importancia de un puente es seguramente capaz de construirlo, si alguien es capaz de imaginar la inutilidad de un puente, ignorando la necesidad de lo real e imaginando a cambio la impotencia de lo real sobre lo ficticio, será capaz con toda certeza de ignorar, no ya el puente sino la necesidad del puente, y por ese estrecho camino, la necesidad última de cruzarlo”.

 (Ya sólo habla de amor, Ray Loriga)

“Charlotte Sometimes”

Una canción autista… Mi presencia, sus ausencias y las intermitencias.

¿Preguntas?

1. El antónimo de horadar es:

a) llenar    b) zanjar    c) trepanar    d) obturar    e) atascar

2. El paro general se usó por primera vez como medida de fuerza del proletariado, se formó la primera Central Obrera en base a los trabajadores de Vitarte y se convocó la primera manifestación organizada de trabajadores campesinos en los valles de Chicama (Trujillo). Fue durante el gobierno de:

a) José Pardo    b) Augusto B. Leguía    c) Manuel Candamo     d) Sánchez Cerro     e) Guillermo Billinghurst

3. ¿Cuántos diccionarios bilingües hay que editar si consideramos los idiomas español, inglés, francés, portugués y alemán?

a) 2    b) 5    c) 10    d) 9    e) 7

4. Entre las diversas moléculas biológicas, los lípidos tienen ciertas propiedades tales como: almacén de energía, aislante térmico y otras. También forma parte integral de la estructura de:

a) las cápsides bacterianas    b) los anticuerpos superficiales    c) el sistema de membranas    d) membrana citoplasmática    e) los mucopolisacáridos 

Fuerza de voluntad e incertidumbre

Despierto con el cuerpo de perro apaleado, el último mail que leí se me fue a los riñones, me duermo con el “cerebro de mono”. ¿Qué hacemos cuando la fuerza de voluntad, iniciativa y autodeterminación se enfrentan con el muro de la incertidumbre, inseguridad e inestabilidad?

Cientos de gitanos rumanos serán deportados de Francia. Rumania ha recortado sueldos, pensiones y becas. Es hora de leer a Herta Müller.

Yo también quiero mi chompita

Hace unos días, una persona cercana me aconsejó que aceptara mi realidad. Le contesté que yo aceptaba y vivía todos los días “mi realidad”, pero no por ello estaba impedida de aspirar a algo distinto y a tratar de conseguirlo con los medios que tenía  a mi alcance.

En una entrevista reciente, Milagros Leiva le preguntó a Morella Petrozzi cuándo aprendió a quererse. Y ella dio una respuesta que me encantó y que me gustaría que me guíe en mi búsqueda de la felicidad: “Fue todo un proceso. Capturé los instrumentos que necesitaba para ser feliz. Hace poco le dije a mi madre que yo siento que tengo dos madejas de lana. Mis dos madejas están bien peinaditas y desenredadas y con esas madejas he tejido una chompita que me abriga y voy por el mundo, sin hacer daño a nadie. Hay mucha gente que tiene su lana hecha de nudos, toda enredada y por eso se complica, porque no puede tejerse una chompa para estar abrigada”.

Todos tenemos el derecho a ser felices, a buscar el equilibrio, a incorporar a nuestra cotidianidad el placer (disfrute a través de los sentidos), la pasión (entusiasmo por lo que hacemos) y la paz (aquella sensación indefinible de que todo está bien tal y como está, y que da paso a la calma), tal como enseña David Fischman.

Así que reafirmo mi deseo de tejer mi chompita e ir en búsqueda de mi felicidad.