Archivo de la etiqueta: visión

Trampantojo

 

Leí por primera vez esta palabra en El Bosco de Rafael Alberti y me pareció divertida:

El diablo hocicudo ojipelambrudo,
cornicapricudo, perniculimbrudo y rabudo,
zorrea, pajarea, mosquiconejea,
humea, ventea, peditrompetea por un embudo

(…)

Verijo, verijo,
diablo garavijo

(…)

Virojo, virojo,
diablo trampantojo”.

Trampantojo deriva del término francés trompe-l’œil, cuya traducción literal seríaengañar al ojo”. La trampa al ojo es un efecto óptico que utilizan los artistas para brindar al espectador una perspectiva falsa.

Los pintores hiperrealistas son los que más han utilizado el trampantojo, pero también los escultores, arquitectos y más recientemente los decoradores han utilizado este recurso. Por ejemplo el noruego Bjørn Jørund Blikstad diseñó un estante llamado Imeüble, ideal para oficinas con poco espacio debido a que su estructura y combinación de colores simulan que estuviera pintado en la pared.

Otro ejemplo interesante es el del fotógrafo español Chema Madoz (www.chemamadoz.com) cuyas imágenes de objetos cotidianos juegan con la percepción, a través de la trascendencia de su uso habitual.

                                                                 

Según el diccionario de la RAE, trampantojo significa “trampa o ilusión con que se engaña a alguien haciéndole ver lo que no es”. Entonces, podríamos afirmar que los políticos son artistas especialistas en esta técnica.

Anuncios

Obnubilado

Me gusta esta palabra porque me recuerda a las nubes y a su aspecto liviano. Específicamente designa a quien:

a)    No piensa con claridad porque se encuentra ofuscado y tiene sentimientos o pensamientos confusos.

b)    Está deslumbrado, fascinado, embelesado debido a que sus sentidos han sido cautivados.

c)    Tiene la visión efectivamente borrosa, poco clara.

 

Bijoux estuvo obnubilado con mi presencia que anticipó lo que parecía ser una estrella fugaz, pero resultó siendo nada más y nada menos que fuegos artificiales. Este estado maravilloso, diametralmente opuesto a sentirse despejado, duró segundos.